Qué es el autoconsumo eléctrico

Qué es el autoconsumo eléctrico

Los operadores de las centrales térmicas solares lo hacen cada día, sobre todo alrededor del mediodía: consumen la electricidad que generan sus plantas. El resultado: el autoconsumo.

¿Qué es el autoconsumo eléctrico? Como hemos ejemplificado, significa autoconsumir tu electricidad generada por instalaciones conectadas a través de una línea directa de energía eléctrica, como pueden ser los paneles solares instalados en tu tejado.

¿Por qué autoconsumir nuestra propia energía? Principalmente debido al ahorro que supone. El aumento del precio de la luz, junto con la bajada de los precios de los paneles solares, han propiciado poder tener una opción alternativa y económica a la red eléctrica.

Una vez que el costo de la energía solar sea igual o menor que el costo de la energía convencional de una toma de corriente, tiene sentido que cada propietario utilice la mayor cantidad posible de energía autogenerada.

Además del ahorro económico, se trata de una energía renovable que reducirá considerablemente las emisiones de gases contaminantes, lo cual beneficiará al medio ambiente.

Y otra de las razones es disminuir la carga en las redes regionales de mediano y bajo voltaje. El autoconsumo disminuye la carga en las redes eléctricas en dos aspectos: La energía que se consume en el mismo lugar donde se genera ya no tiene que ser transportada a través de la red. Además, la energía necesaria para el consumo no tiene que ser adquirida a través de la red eléctrica pública.

La instalación de los paneles fotovoltaícos para el autoconsumo en una vivienda o un negocio no es complicada, no es necesaria la instalación de baterías, no genera ruidos ni emisiones de humos.

panel solar

Su mantenimiento es mínimo, y tiene una generosa garantía de unos cuantos años. La energía producida se consume directamente, y cuando no se ha producido la suficiente energía, se puede utilizar la red eléctrica, por lo que nunca te quedarás sin electricidad.

Para determinar el autoconsumo, el consumo medio de energía solar debe compararse con la cantidad de energía generada por las centrales solares.

El consumo depende de cuántos y qué tipo de aparatos eléctricos utilizas en casa, así como el número de personas que viven en el hogar y cuáles son sus hábitos de consumo. La cantidad de energía generada, por otro lado, depende de la potencia y ubicación de la planta fotovoltaica, así como de las condiciones meteorológicas imperantes.

En un hogar de cuatro personas, el autoconsumo como proporción de la cantidad total de energía generada es de 20 a 40 por ciento por año.

Por ejemplo, en invierno la demanda de energía eléctrica generalmente aumenta, mientras que la capacidad de generación disminuye, y en verano ocurre lo contrario.

Sin embargo, es posible aumentar la cantidad de autoconsumo en los hogares privados. La forma más fácil de hacerlo es cambiar el comportamiento de consumo: por ejemplo, utilizando los electrodomésticos solamente en las horas de más luz del día.

El número de aparatos que se pueden conectar al mismo tiempo está limitado por la potencia actual de la instalación fotovoltaica. Por eso es recomendable no encender la lavadora al mismo tiempo que el lavavajillas o el horno.

Autoconsumo eléctrico en Españao

Autoconsumo eléctrico en España

El sol es una de las bendiciones de nuestro país. Seguro de sol la mayor parte del año en la mitad inferior del país, y un clima muy agradable, son las razones por las que tantos turistas visitan España cada año.

Y el sol no sólo beneficia al turismo, también hace posible la implementación de paneles solares en los hogares y empresas, para poder autoconsumir nuestra propia energía.

Placas solares de perovskitao

Placas solares de perovskita

El mineral perovskita ha sido el último descubrimiento en el campo de las energías renovables. Y aunque ya hace más de 1 siglo que se conoce, no es hasta hace poco que se utiliza en células solares.

Este mineral proporciona a las células solares un 31% de eficiencia máxima y es muy barato. El problemas es que al principio solo convertían aproximadamente el 3,5% de la energía de la luz solar en electricidad, y las células disolvían la perovskita, por lo que no duraba mucho tiempo en el mundo real.